Agregar una respuesta a este tema 
 
Calificación:
  • 0 votos - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

La verdad sobre los cibernovios

Mensaje: #1
09-06-2009, 09:17 PM
La verdad sobre los cibernovios
Hace menos de diez años, la fiebre de los cibers alcanzó su grado máximo. Miles, ¡que digo miles! ¡cientos! de jovenzuelos y gañanazos se agolpaban en esos oscuros chamizos llenos de perras y humo de tabaco… ¿para qué? Para hacer algo que esa generación no estaba acostumbrada a hacer: relacionarse profiriendo todo tipo de burradas e insinuaciones a ver si caí­a algo y viciarse salvajemente a juegos en LAN, principalmente al Quake. Lo que antes era un ecosistema propio que se desarrollaba en las salas recreativas pasó a habitar en estos locales, que se multiplicaron como gremlins en una piscina.

Quienes allí­ se recluí­an solí­an ser inadaptados sociales (como todos los miembros de esta redacción y tú, que nos lees ahora mismo, anodino freak) que vagaban en pos de alguien que les comprendiese. Y en Internet siempre habí­a quien les comprendiese, quien les hiciese algo de caso, quien les siguiese su rollo lastimero y mortificante… Exacto. Internet aglomeraba a todos los desesperados del mundo, a los pardillos, a los deprimidos, a los terroristas suicidas en prácticas, y a todos aquellos que buscaban un hombro donde llorar.

Fue entonces cuando muchos de los frikis del mundo comenzaron a ver la luz… fue entonces cuando comprendieron que daba menos trabajo a la larga tener amigos desconocidos que inventárselos. Y de amigos saltaron directamente al siguiente paso… ¿se podí­a ser algo más que amigos en Internet?

Sí­. Se podí­a. Es más, toda mujer que se conectase a Internet y hablase contigo merecí­a automáticamente una puntuación de 7 sobre 10. Vivir de ilusiones es gratis, y si no la conoces y habla contigo debí­a ser un bellezón perdida en algún antro como ese en el que tú te apoltronabas. Luego para calcular como era fí­sicamente y desechar ese generoso 7 habí­a muchos sistemas; el más aceptado era el de ir restando medios puntos por cada vez que se riese con alguna de las subnormalidades que dijeses, y otro medio por cada dí­a consecutivo que hablaseis parando de contar al tercer dí­a. Sí­, por lo general eran unas gordomochas más desesperadas aún que tú, pero habí­an dado rienda suelta a tus instintos onanistas durante al menos unos dí­as (aunque nos conocemos y tampoco tení­a que ser cacao maracuyao para ponerte como un burro).

¡Pero eso eran teorí­as, y no leyes! A veces no se daban, y por aquél entonces las cámaras digitales eran una mera utopí­a. Por lo menos lo era para nosotros, una utopí­a, como lo de la ducha diaria o lo de comer con cubiertos que te permitiesen acercar la comida a tu boca… Eso le daba cierto juego a las relaciones y pronto surgió entre los protoseres que frecuentaban los canales #amor, #amistad, #sexo y #hago_lo_que_sea_por_echar_un_polvo la enfermiza costumbre de chatear siempre con una misma persona, hasta enamorarte de alguien a quien no conocí­as y sacarte así­ de la manga una cibernovia.

Vaaaaya, cibernovia… increí­ble. Una cibernovia. Lo más cercano a tocar pelo que muchos habí­ais estado en vuestras sucias vidas; no como nosotros que somos musculosos adonis de perfiles griegos. Una cibernovia.

En la tele comenzaron a aparecer casos de parejas que se casaban sin haberse visto hasta el dí­a antes (y no hablamos de viejas y jugadores de la ACB) y “se habí­an conocido por intenné”. Ese tal Internet resultó ser una celestina de ondas electomagnéticas que unió parejas de descerebrados que fantaseaban con lo de “soy rubia, de ojos claros, alta y no he tenido nunca novio… tengo dieciocho añitos”. Pero claro… ¿era esto verdad? Eran esas jacas reales… o no eran exactamente así­, y esa belleza de rasgos suecos solí­a ser un obeso mórbido desde su ordenador, tirado en calzoncillos sobre la silla de su habitación y fantaseand… Vale, ya lo has entendido. Todo el sistema estaba podrido. Sin embargo muchas parejas continuaron en la brecha, esperando algún dí­a conocerse.

Tras ver que casos como estos pasaban a ser los habituales el cibernoviazgo se fue definitivamente a la mierda, quedando sólo algunos irreductibles, que acaban conociéndose en “pogramas” como ese estudio antropológico que es El Diario de Patricia.
0 |
Encontrar mensajes de este usuario
Responder a este mensaje

Temas similares
Tema: Autor Respuestas: Vistas: Último mensaje
  Como Evitar Los Celos En La Pareja Edu del Aguila 0 932 04-07-2011 10:50 PM
Último mensaje: Edu del Aguila
  Cinco cosas que todo hombre debe saber sobre una mujer Tiger 0 3,403 14-02-2011 04:04 PM
Último mensaje: Tiger
  chico de madrid casi sin oportunidad con chicas de verdad vincent22 0 1,079 03-12-2009 01:50 AM
Último mensaje: vincent22
  le hable a la chica q m gusta pero medio q la cage toñito22 0 1,928 27-02-2009 03:45 AM
Último mensaje: toñito22

Cambiar de foro: